MALDITOS

MALDITOS

Si sos kirchnerista pero estás de acuerdo en la protesta contra la megaminería contaminante, podés ayudar a tu gobierno pegándote vos mismo.

Una BANDA que causa FURIA: Los BARRICKTURROS

Una BANDA que causa FURIA: Los BARRICKTURROS


Se adjudicaron los estudios de factibilidad de los emprendimientos binacionales Garabí y Panambí, que aportarán 2.200 MW. Los ganadores: una UTE de consultoras brasileñas y argentinas.






YACYRETÁ ES HASTA AHORA LA MAYOR HIDROELÉCTRICA NACIONAL


Dos consultoras brasileñas, Engevix y Intertechne, asociadas con cuatro argentinas –Latinoconsulta, Iatasa, Consular y Grupo Consultor Mesopotámico– estarán a cargo de determinar la factibilidad del mayor proyecto hidroeléctrico encarado en el país. Se trata de Garabí-Panambí, que prevé la construcción de dos represas en el río Uruguay, en la frontera con Brasil. De hecho, la obra se realizará bajo la órbita de ambos países y es gestionada por Emprendimientos Energéticos Binacionales (Ebisa), en representación de la Argentina, y por Eletrobras, por parte del gigante del Estado vecino. 
Las consultoras se impusieron en la licitación realizada a principios de marzo en Buenos Aires: superaron en materia de precio y calidad técnica de la oferta a la propuesta del consorcio Cenec, Esin y Proa, según confirmó Daniel Perczyk, gerente de Proyectos Especiales de Ebisa. “Las empresas tienen 24 meses para llevar adelante los estudios y presentar el informe de factibilidad de los proyectos”, precisó el directivo en diálogo con El Inversor Energético & Minero.
Garabí, que aportará 1.152 megawatts (MW) de potencia eléctrica, será un aprovechamiento hidroeléctrico de 89 metros (m) de altura, en tanto que Panambí alcanzará los 130 m y aportará 1.048 MW al sistema eléctrico. Entre ambos proyectos sumarán 2.200 MW y podrán generar 11.445 gigawatts por hora en un año (GWh/año). 
“La idea es que para fines de 2013 el estudio de factibilidad ya esté concluido. Según el cronograma que trazamos, apuntamos a empezar la construcción de las centrales en 2014”, señaló Perczyk, uno de los responsables del proyecto. 
La construcción demandará, al menos, cuatro años, con lo cual las obras entrarían en producción en 2018.
La realización de los proyectos es un anhelo que viene desde hace, por lo menos, dos décadas. Sin embargo, el diseño actual de la central Garabí es diferente del que se evaluaba hasta hace cuatro años atrás. El bosquejo anterior preveía que la represa tendría 1.800 MW de potencia y un área de embalse de 81.000 hectáreas (Has). El actual, en cambio, redujo la capacidad de producción eléctrica (1.152 MW), pero también prevé un achicamiento de la zona de embalse (64.000 Has).

Financiamiento
Perczyk indicó que al mismo tiempo que se avanzará con los estudios de factibilidad y con los informes medioambientales se trabajará en la ingeniería financiera de las obras, “un aspecto fundamental en proyectos hidroeléctricos”, que exigen ingentes montos de inversión y una lenta recuperación. 
En la Argentina, la construcción de algunas centrales hidroeléctricas -como Chihuido I, Condor Cliff y Los Blancos- está demorada por la incapacidad del Estado de acceder a créditos baratos en el mercado internacional. Las sumas involucradas en el complejo Garabí-Panambí no son menores: demandarán desembolsos por u$s 2.728 millones y u$s 2.474 millones respectivamente. Es decir, más de u$s 5.200 millones en conjunto.
Sin embargo, las autoridades argentinas son optimistas. Piensan que contar con el respaldo de una empresa brasileña como Eletrobras, que tiene amplia experiencia en el desarrollo de complejos hidroeléctricos de gran porte (Belo Monte tendrá una potencia de 11.200 MW) contribuirá a conseguir créditos accesibles en el mercado voluntario de capitales.
Para administrar el proyecto se creará una entidad binacional que se encargará de llevar adelante todo lo relacionado con los estudios de factibilidad de las represas, ubicadas sobre el río Uruguay, en la frontera entre la Argentina y Brasil.
La distribución de la energía eléctrica generada se hará por partes iguales y representará un aporte significativo para el caso argentino, ya que ambas plantas superarán la potencia de Salto Grande (1.890 MW). 
La nueva compañía estará conformada por la empresa estatal nacional Ebisa y la también estatal brasileña Eletrobras (Centrais Eléctricas Brasileiras). 
Ebisa es una sociedad anónima de capital estatal representado en acciones cuya titularidad corresponde a la Secretaría de Energía (99%) y a Nucleoeléctrica Argentina (1%). 
http://www.inversorenergetico.com/v1/3421-Avanza+la+construccion+de+dos+represas+sobre+el+rio+Uruguay+por+u%24s+5.300+millones.html

0 Comments:

Post a Comment



MARCHA DE LOS PUEBLOS 9/12/11

BOLETIN DE NOTICIAS de MOVIDA AMBIENTAL - Designer: Douglas Bowman | Dimodifikasi oleh Abdul Munir Original Posting Rounders 3 Column