MALDITOS

MALDITOS

Si sos kirchnerista pero estás de acuerdo en la protesta contra la megaminería contaminante, podés ayudar a tu gobierno pegándote vos mismo.

Una BANDA que causa FURIA: Los BARRICKTURROS

Una BANDA que causa FURIA: Los BARRICKTURROS

El otro campo en marcha

Movilización y acto del campesinado indígena

El Movimiento Campesino Indígena cerró su primer congreso con una masiva marcha a Plaza de Mayo. Reforma agraria y soberanía alimentaria, claves para otro modelo agropecuario.

Por Darío Aranda
/fotos/20100915/notas/na20fo01.jpg
La movilización partió del Puente Pueyrredón, atravesó la ciudad y terminó en la Plaza de Mayo.
Avenida de Mayo después del mediodía. Oficinistas almuerzan en un restaurante de nombre inglés y miran sorprendidos detrás del vidrio. En la calle marchan dos mil campesinos, remeras rojas y verdes, banderas y un grito inédito sobre la histórica avenida, que retumba frente al bar: “¿Quiénes somos? ¡Campesinos! / ¿Qué queremos? ¡Tierra, trabajo y justicia!”. Gritan hasta la afonía dos mil integrantes del Movimiento Nacional Campesino Indígena (MNCI), integrado por 20.000 familias de diez provincias. Fue el cierre del primer congreso de la organización, cuatro días de debates, donde consensuaron formas para fortalecer un modelo agropecuario opuesto a los agronegocios, basado en la reforma agraria integral y la soberanía alimentaria (producción de alimentos sanos para alimentar a la población local). Siete cuadras de hombres y mujeres del campo profundo. “Hace diez años nos decían locos. Ahora somos 20.000. A pesar de la Mesa de Enlace, las corporaciones internacionales del agro y algunos políticos, vamos a cambiar el modelo agropecuario”, explica con paciencia Cristina Loaiza, santiagueña, y remata con la consigna del MNCI: “Somos tierra para alimentar al pueblo”.
Jocolí en Mendoza. Paso Viejo en Córdoba. Quimilí en Santiago del Estero. San Antonio en Salta. Chos Malal en Neuquén. Sólo cinco del centenar de pequeños pueblos y ciudades desde donde partieron familias ancestrales que integran el Movimiento Campesino Indígena. Diversidad de orígenes y vivencias, pero la misma forma de vida: trabajar la tierra con sus manos, cosechar para autoconsumo familiar, entender las parcelas como el bien más preciado, no por el costo, sino por ser parte de su historia y destino de sus hijos y nietos. Por ese motivo se entiende la fuerza del canto: “Ni un metro más, la tierra es nuestra”.

LEER COMPLETO

0 Comments:

Post a Comment



MARCHA DE LOS PUEBLOS 9/12/11

BOLETIN DE NOTICIAS de MOVIDA AMBIENTAL - Designer: Douglas Bowman | Dimodifikasi oleh Abdul Munir Original Posting Rounders 3 Column