MALDITOS

MALDITOS

Si sos kirchnerista pero estás de acuerdo en la protesta contra la megaminería contaminante, podés ayudar a tu gobierno pegándote vos mismo.

Una BANDA que causa FURIA: Los BARRICKTURROS

Una BANDA que causa FURIA: Los BARRICKTURROS

POR UNA MONEDA

por victor krieger fabbroni


En el marco de una investigación sobre los efectos de los Agrotóxicos realizado por 1º ENCUENTRO DE PUEBLOS FUMIGADOS DEL NORTE SANTAFESINOpatrocinado por ENCUENTRO POR LOS DERECHOS HUMANOS y CAMPAÑA PAREN DE FUMIGARNOS realizado el 19 de Mayo ppdo en la ciudad de Reconquista (Santa Fe), presencié el agudo contraste entre dos realidades diametralmente opuestas pero que, en las estadísticas oficiales, pretenden ser la misma.
En la era de la ultra-bio-tecnología escuché a una docena de panelistas invitados por su condición de pobladores rurales y/o periféricos de las Urbes, relatar intimidades de sus vidas llevadas al extremo de la sordidez por un sistema exclusor y salvaje que avanza sobre el hombre hasta despojarlo del derecho primordial: el derecho a la vida.
Escuché de propia boca inventariar la pérdida de sus flacos bienes: gallinas, patos, cabritos, caballos y vacunos, y asociar todas esas muertes a alguna fumigación anterior y reciente como si ello fuera un evento inevitable, visto desde su perspectiva.
Escuché contar, con la simpleza aplastante de la pobreza, como destrozaron su economía familiar que ya era de subsistencia por décadas de discriminación étnica, política y social.
Describieron con sencilla crudeza como tratan de sobrevivir junto a sus familias tras la desaparición de la nutria silvestre que les proveía piel y carne; patos, peces y demás, exterminados por la contaminación paulatina de los acuíferos de los que ellos, seres humanos, también son consumidores e interdependientes.
Escuché de ellos como se escondían y arrinconaban en sus ranchos junto a sus hijos después de una lluvia (que colectaba/arrastraba pesticidas); o cuando percibían el olor característico del veneno; o  escuchaban el ruido de un avión, o aspersor terrestre.
Escuché de muertes y nuevas enfermedades llevadas al grado de la cotidianeidad con la resignación del que ya nace fuera del sistema.
Les escuche narrar como los fumigadores respondían a sus protestas con amenazas, extorsión o sacrificando a balazos sus animales domésticos imprescindibles, como dueños en una versión remozada de feudalismo tóxico, anacrónico y violento.
Y escuché la respuesta solidaria del auditorio conmocionado: profundo y respetuoso silencio, nada más gráfico que el silencio pegando como martillo.
Más tarde, vino el relato de un agricultor, displicente y muy ufano, narrando como ejecutaba personalmente las fumigaciones en su finca, y justificaba lo injustificable diciendo: “créanme a mi, porque yo lo experimenté con mi propia familia, ahora y antes de ahora”.
Trató de convencernos desde su peligrosa ignorancia que todo lo dicho sobre Raund Up, Endosulfan, 2.4-D, eran macanas y exageraciones, y que él tenía las pruebas. De a poco, percibí que su pobre mensaje “mini-corporativo” intentaba justificar los agrotóxicos y transgénicos presentándolos como necesarios e inocuos, solo porque “sus aplicaciones eran familiares y con mucha prudencia”, aunque fuera con la misma metodología y mismos venenos cuestionados, a metros de la cara de sus hijos.
Más silencio.
Después de ese después que de a poco revelaba “posiciones dentro del auditorio”, vi emerger, desde un lugar aislado de la concurrencia, la figura de un Ingeniero Agrónomo que pidió la palabra investido como Prototipo de Embajador de Monsanto, frío e indiferente a todo lo visto y escuchado hasta ese momento.
Escudado tras una soberbia actoral bien paga, y luego de exhibir ostentosamente su bagaje de títulos, cursos y condecoraciones tan truchas como su ladino mensaje, fuimos por él obligados a soportar en silencio que nos estampara en la cara su condición de Experto en Genética (cursos que se compran por docena), como si ello lo equiparara al Dr. Andrés Carrasco, profesor de Embriología de la UBA y investigador del CONICET, mencionado unos momentos antes.
Luego vimos con asombro como daba por “demolidas” las investigaciones de éste, junto a los Drs. Demaìo y Lucero (entre otros) y como disertaba, con el automatismo de la letra bien aprendida, sobre teorías conspirativas con que se demonizaba a los agrotóxicos e impedía el progreso de la agricultura.
Quedé con la boca amarga y la sensación de no estar a la altura de los conocimientos de tan distinguido representante de las Corporaciones. Había logrado su propósito: demostrar que somos unos ignorantes, que deliramos, que no sabemos de qué hablamos.
Como quien gatilla un arma, estalló la indignación general: lo trataron de asesino, mercenario y otros epítetos groseros que intentaban decir lo mismo, pero sin el freno de la prudencia.
Fue muy doloroso verle retirarse con más miedo que vergüenza, pero con la evidente expresión en su rostro de “misión cumplida”. Para eso fue enviado, por ese concepto cobra y con esa moneda se gana la vida.

Puedo llegar a ENTENDER la pobre vida de ese miserable y el venal apetito con que negoció sus principios; entender su decisión de convertirse en mercenario dentro de una profesión noble y darle la espalda a sus pares y conciudadanos.
Lo que no puedo ACEPTAR es como el Estado deposita en sus manos la responsabilidad de administrar venenos agrarios desde una Receta Agronómica, venenos que por su orden y acción son fumigados a metros de nuestros dormitorios..
No puedo entender como un ciego, porque no vio las lágrimas, que además es sordo porque no escuchó los lamentos; como un ser tan venal y corrupto se nos parezca tanto y se mueva con tanta familiaridad dentro de nuestros propios grupos, donde están nuestras familias y se define el futuro.
Como siempre me pasa, quedé masticando esa sensación de pérdida e impotencia que rezuman estas experiencias.
¿Que aprendí?: -nada, solo la confirmación de lo que ya sabía y un montón de interrogantes, demasiados interrogantes.
¿Por qué es tan fuerte y ubicua la presencia de los Laboratorios que representan elINTERÉS, aún en un ámbito donde se los enfrenta, cuestiona y denosta,?
¿Nuestra lucha que representa DERECHOS, tiene la misma altura competitiva y eventualmente disuasiva, tenemos chance?
¿Nuestro buró tecnócrata/institucional, no tiene nada que decir, o aportar…., para ayudarnos?
¿Por qué siempre están ausentes de esto eventos populares, aún siendo particularmente invitados?
¿Será porque se han convertidos en elefantes costosos, lentos, torpes e inoperantes que cuando llegan, si es que llegan, lo hacen tardíamente y con recetas equivocadas?
¿Qué tenemos que hacer para que miren para nuestro lado?
¿Debemos resignarnos y aceptar que lo que nos sucede, sucede POR UNA MONEDA?

0 Comments:

Post a Comment



MARCHA DE LOS PUEBLOS 9/12/11

BOLETIN DE NOTICIAS de MOVIDA AMBIENTAL - Designer: Douglas Bowman | Dimodifikasi oleh Abdul Munir Original Posting Rounders 3 Column