MALDITOS

MALDITOS

Si sos kirchnerista pero estás de acuerdo en la protesta contra la megaminería contaminante, podés ayudar a tu gobierno pegándote vos mismo.

Una BANDA que causa FURIA: Los BARRICKTURROS

Una BANDA que causa FURIA: Los BARRICKTURROS

Base militares yanquis en Argentina

Planes de ocupación y bases militares 


En la búsqueda de abrirse camino en América Latina, se destacan más de 10 bases militares, como así también los ejercicios conjuntos con fuerzas armadas de los distintos países del continente, muchos de los cuales tienen características estrictamente militares pero otros aparecen disfrazados de misiones humanitarias, de ayuda social o de investigación  y ecológica. 

La instalación de enclaves militares estadounidenses en zonas estratégicas, tuvo sus orígenes con la apropiación del Canal de Panamá, lugar donde se estableció el centro de operaciones estadounidenses para toda Latinoamérica denominado Comando Sur (USSOUTHCOM) según sus siglas en inglés. 

Para quienes no sepan qué es el Comando Sur, les explico que es un apéndice del Pentágono a cargo del comandante en jefe James Hill, que se ufana de tener responsabilidades militares sobre un área de 12 millones de millas cuadradas, que incluye el territorio de 32 naciones soberanas con una población por encima de los 411 millones de personas. Las puertas de Argentina se le abrieron en abril de 1998 y fue Miguel Ángel Toma, por entonces ex secretario de  Interior y ex jefe de la SIDE, quien apoyó los siguientes planes: 

Ejercicios complejos "Unitas" en todo el Atlántico Sur desde Bahía Blanca hasta el Cabo de Hornos, el Cabañas 1 y 2 donde también participaron Uruguay, Paraguay, Chile y Bolivia. En el mismo sentido, la Fuerza Aérea desarrolla con EE.UU. el ejercicio Águila, de reconocimiento y ataque de insurgentes. El objetivo norteamericano es mantener contacto directo con los militares argentinos en todos los niveles, para conocer su grado de "identificación". James Hill visitó Argentina en el 2002 y examinó desde el  de Defensa hasta los altos jefes militares de las tres fuerzas y del Estado Mayor Conjunto, especialmente al general Brinzoni que presentó un plan (ya que a los EE.UU. y al Pentágono les preocupan los cortes de ruta, los piqueteros, las asambleas barriales, las tomas de fábricas por los trabajadores y el estado de movilización y rechazo a lo política económica del gobierno, en el marco de una situación continental amenazadora para los intereses norteamericanos) que apunta a poner a Gendarmería bajo el control del Ejército y a la Prefectura dependiendo de la Marina. De este modo, las fuerzas Armadas se podrían hacer cargo de la seguridad, mientras la Gendarmería y la Prefectura contribuirían a garantizar la estabilidad del sistema amenazado por el descontento popular. 

En Colombia, y en el marco del Plan Colombia se instalaron las bases de Tres Esquinas, Larandia y  Leguizamo. Estos tres sitios de interés en la lucha contra las guerrillas se convirtieron en receptores permanentes de armamentos, logística y militares estadounidenses de estrategia, pero también de tropas de combate. Dentro del territorio colombiano los marines e instructores se desplazan con absoluta normalidad. 

Álvaro Uribe Vélez ha solicitado durante la reunión de Davos en enero de 2003 a los Estados Unidos que invada la zona del Amazonas, para poder así concluir la lucha contra las guerrillas que operan en esa región, por el otro parece haber sido el impulsor de que se cree una "fuerza de paz americana" para intervenir militarmente en Colombia, lo que por ahora no se ha logrado. 

El Plan Iniciativa Regional Andina, instaló en Ecuador la base Manta, a escasos kilómetros de la frontera con Colombia. En Perú se han establecido las bases de Iquitos y Nanay, esta última en la zona amazónica, ambas con intervención del personal militar de Estados Unidos. 

A pocos kilómetros de allí, en el Amazonia brasileña, EE.UU. pretende apoderarse de la base de Alcántara pero por ahora los  verde amarillos se han resistido a cederles esa zona y la controlan ellos mismos. 

Un cable de la agencia Bolpress dio cuenta de la posibilidad que el brazo armado estadounidense llegue hasta Bolivia e instale una base militar en las orillas del río Itonamas. 

Y si de intenciones se trata, durante todo el 2001 se mencionó la posibilidad de afincar una base militar y nuclear en la Patagonia Argentina, la que podría establecerse en la provincia de Tierra del Fuego, a escasos kilómetros del estrecho de Magallanes que une el Atlántico con el Pacífico, o en la de Chubut. 

En este último caso podría tratarse de una ampliación en la región de bases Torre Omega que fueron puestas en marcha (entre las ciudades de Trelew y Puerto Madryn) desde hace ya varios años y que durante la guerra de Malvinas se especula que facilitaron el envío de información estratégica a las tropas británicas. 

En lo que respecta a la isla Grande del extremo más austral del continente, el gobernador Carlos Manfredotti sancionó en el año 2001 el decreto 1.369 que habilitó la instalación de una base del Sistema Internacional de Vigilancia para la Prevención y Prohibición de Ensayos y Explosiones Nucleares, y posibilita a los integrantes de la base el libre tránsito por toda la provincia si así lo requieren para sus estudios. 

Desde el Mar Caribe, el control lo ejercen a partir de las bases militares establecidas en Vieques (Puerto Rico), Reina Beatriz en la isla de Aruba, y Hato en la isla de Curazao. A todas estas bases hay que agregar la base de Guantánamo en Cuba. 

En la parte continental de Centroamérica la presencia de bases estadounidenses es muy notoria y concentrada. En Honduras los militares de EE.UU. se establecieron en Soto Cano; en Costa Rica en Liberia y en El Salvador lo hicieron en Comalapa. Tal como ya quedó expresado anteriormente, el enclave de Panamá persiste más allá del traslado del Comando Sur. 

Otra de las piezas claves para comprender el plan colonizador de los Estados Unidos está dirigida hacia los países centroamericanos. Se trata del Plan Puebla Panamá (PPP), un proyecto generado desde la presidencia del mejicano Vicente Fox. Involucra a México, Belice, Costa Rica, El Salvador, , Honduras, Nicaragua y Panamá. 

Uno de los pocos países que se mantenía al margen de este tipo de planes e incursiones militares era Nicaragua, fundamentalmente por su historia reciente de lucha guerrillera del sandinismo, pero tras la llegada al poder central de Alemán y Bolaños los militares yanquis comenzaron a transitar el suelo nicaragüense con la excusa de brindar ayuda humanitaria, lo que incluye el compromiso de que los más de 4.000 militares estadounidenses que ingresarán se encargarán de construir escuelas, centros de salud y brindar asistencia médica a las comunidades campesinas. 

La Triple Frontera entre Argentina, Brasil y Paraguay es otro de los desvelos de George Bush. Con la nueva impronta que le ha dado a los Estados Unidos la lucha contra el terrorismo, el codiciado vértice sudamericano esta en la mira. En esta región se concentra otro de los centros acuíferos, de reservas subterráneas de agua y de biodiversidad más importantes del continente 

En Brasil se llevó a cabo el Foro del Acuífero Guaraní, el que se convirtió en una forma de rechazar la avanzada imperialista sobre ese sector, ya que desde el Banco Mundial se viene impulsando con más fuerza su relevamiento y "protección" mientras se impulsa considerar al agua un bien comercial y no bien social. 

Fuente http://www.nuestraamerica.info/leer.hlvs/2981

0 Comments:

Post a Comment



MARCHA DE LOS PUEBLOS 9/12/11

BOLETIN DE NOTICIAS de MOVIDA AMBIENTAL - Designer: Douglas Bowman | Dimodifikasi oleh Abdul Munir Original Posting Rounders 3 Column