MALDITOS

MALDITOS

Si sos kirchnerista pero estás de acuerdo en la protesta contra la megaminería contaminante, podés ayudar a tu gobierno pegándote vos mismo.

Una BANDA que causa FURIA: Los BARRICKTURROS

Una BANDA que causa FURIA: Los BARRICKTURROS

Apache desarrolla su yacimiento del Alto Valle.

Pesados equipos conviven con la fruticultura.









ALLEN (AA).- La empresa Apache perfora en Allen una serie de pozos en procura de gas localizados en el área de la Estación Fernández Oro. Los trabajos se desarrollan en medio de las chacras, lo que complejiza aún más las características del proceso. Afirman que cumplen con todas las normas para proteger el medio ambiente.

La calle rural asfaltada 11, situada al sur de la Ruta Nacional 22, se transformó en los últimos meses en un lugar de permanente tránsito para inmensos equipo petroleros y maquinarias vinculadas a esa actividad.

Con cierto asombro, los vecinos de la comuna han visto cómo en cuestión de pocos días se montan y se desmontan imponentes torres metálicas que contrastan con el paisaje de los frutales de las chacras.

Decenas de tráilers se instalaron en tierra allense donde numerosas cuadrillas de operarios y profesionales trabajan en las tareas de perforación. En tanto, en los barrios cercanos, la llegada de los equipos comenzó a incrementar la actividad comercial y hasta algunas mujeres se organizaron para elaborar viandas y vendérselas a los empleados de las empresas que operan en las zonas de las torres, generando de esa manera una microeconomía informal.

¿Pero qué habrá debajo del suelo?, se preguntan muchos lugareños que a diario observan el intenso trabajo que se desarrolla sobre el trazado de la calle rural 11 como así también en las proximidades. La respuesta es que las perforaciones responden a un proyecto gasífero que lleva adelante la empresa estadounidense Apache orientado a sostener los niveles de producción, apelando al gas atrapado en los reservorios de arenas compactas (tight sands).

Los dos pozos más recientes que están en plena actividad de perforación tienen por objetivo el desarrollo de reservas gasíferas en la formación Lajas.



3.850 metros



Según se indicó desde Apache, al igual que el resto de los pozos encarados en la zona a lo largo de los últimos años, se han utilizan equipos de 1.000 y 1.600 HP para acometer objetivos perforación, fijados a una profundidad final del orden de los 3.850 metros.

Para Apache, el trabajo en esta zona, implica un doble desafío. Primero porque se deben tomar todos los recaudos necesarios para que en la superficie de un yacimiento y teniendo en cuenta la cuestión ambiental, puedan convivir dos actividades como la petrolera y la frutícola.

Para sortear el desafío de alcanzar los objetivos geológicos minimizando el impacto en la superficie se recurre a perforaciones desviadas (con forma de "s") que estiran los tiempos de perforación hasta en un mes. Y apelando a esta misma tecnología, se perforan múltiples pozos desde una misma locación.

En cuanto al subsuelo, allí los desafíos son de otra índole. Sucede que la roca a perforar, entre los 600 y los 2.800 metros, es lo suficientemente dura como para necesitar "fuerza de impacto". Pero a partir de los 2.800 metros no solo es muy dura sino que también es mucho más abrasiva. Es por ello que la herramienta de corte que va al final de la columna de perforación, conocida como trepano, necesita atributos específicos diseñados para las características de esta formación. Todas las perforaciones utilizan fluidos con base agua.

El plan de perforación de la empresa Apache es especialmente gasífero. El proyecto tiene como meta sostener la producción al máximo de la capacidad de la planta de tratamiento de gas en el orden de 1,7 millones de metros cúbicos diarios y también aportar producción incremental para llegar a una producción diaria de 2 millones de metros cúbicos, lo que conllevará a la ampliación de la planta y a la incorporación de una nueva batería.
DIEGO VON SPRECHER dievon@rionegro.com.ar




Hace una semana, incluso un ex primer ministro, Yukio Hatoyama, se unió a la manifestación. 
Al menos 10 mil personas, algunas de ellas con máscaras de gas, se manifestaron este domingo en Tokio formando una cadena humana alrededor del parlamento para protestar contra el uso de la energía nuclear, en un país traumatizado tras la catástrofe de Fukushima. El movimiento antinuclear se reforzó desde la decisión adoptada por el primer ministro de reactivar dos reactores nucleares.
Esta manifestación, que desde el comienzo reunía una multitud importante, según constataron periodistas de la AFP, es la última hasta ahora de una serie de protestas para que se abandone la energía nuclear en un país aún traumatizado por la catástrofe de la central de Fukushima, en marzo de 2011.

Según uno de los organizadores, Kaori Echigo, entre los manifestantes "no sólo hay gente de Tokio, hay también los que vienen en autobús de Hokkaido (norte), Nagano (centro) y Osaka", declaró a la AFP.

En la cabecera de la manifestación, militantes con uniformes blancos y máscaras de gas, como se visten los obreros que descontaminan la central accidentada, tocaban tambores hechos de tanques metálicos marcados con la signa que indica la presencia de sustancias radiactivas.

Durante todo el desfile, que avanzaba lentamente hacia el parlamento, se podían oír las consignas coreadas: "¡Devuélvannos Fukushima!" "!Paremos la energía nuclear¡" "¡Protejamos los niños!".

"Después del desastre de Fukushima, estoy firmemente convencido de que es arrogante creer que podemos controlar la energía nuclear con nuestra tecnología", dijo a la AFP Hiroshi Sakurai, un pintor de 65 años que se manifestaba por primera vez.

"El accidente mostró que no se puede controlar la energía nuclear. Además no se sabe cómo deshacerse de los residuos, no basta tirar la cadena del WC. Y por lo demás, todo lo que se refiere a la energía nuclear es siempre antidemocrático", protestaba Naoki Fujita, un arquitecto de unos cincuenta años.

El movimiento antinuclear se reforzó claramente desde la decisión adoptada en junio pasado por el primer ministro, Yoshihiko Noda, de reactivar dos reactores nucleares de un total de 50 que tiene el país.

Noda justificó la decisión por el riesgo de cortes de energía eléctrica en al país, en el que un tercio de la electricidad consumida provenía hasta entonces del sector nuclear.

Desde hace unos meses, los manifestantes congregan cada semana a decenas de miles de personas bajo las ventanas del despacho del primer ministro. Hace diez días, entre 75.000 y 170.000 antinucleares se dieron cita en un gran parque de la capital en la
mayor manifestación organizada tras la catástrofe.

Hace una semana, incluso un ex primer ministro, Yukio Hatoyama, se unió a la manifestación. 

Este nuevo mitin llega unos días después de la publicación de un nuevo y demoledor informe oficial que cuestiona seriamente al gobierno y a la empresa Tepco, propietaria de la central accidentada en Fukushima.

"El problema principal proviene del hecho que las compañías de electricidad, entre ellas Tepco, y el gobierno no se enteraron de la realidad del peligro, pues creían en el mito de la seguridad nuclear en nuestro país", destacaron los miembros de la comisión de investigación.

Signo de que la movilización antinuclear no se debilita, el sábado se puso en marcha un nuevo movimiento político, Greens Japan (Verdes Japón), que quiere presentar candidatos a las próximas elecciones legislativas.
Link permanente: http://www.mdzol.com/mdz/nota/405877


Imágenes integradas 1


San Carlos, viernes 17 de Julio de 2012

EMPRESARIOS del AGRONEGOCIO EN COMPLICIDAD CON EL GOBIERNO SIGUEN USURPANDO TIERRAS CAMPESINAS INDÍGENAS
Nuevo avance en los territorios de una comunidad indígena campesina en los Valles Calchaquíes. ¿La ambición por sobre la vida campesina y nuestros derechos?
¡La Comunidad indígena diaguita calchaquí de Animaná sigue defendiendo su territorios!

A pesar del armado de la carpa en nuestro territorio para hacer público nuestros reclamos, el día 15 de julio decidimos retirarnos del lugar ya que según la policía el fiscal ordeno que nos priven el ingreso de los hermanos que salían del lugar. También un día privaron el ingreso de alimentos y otros elementos, esto demuestra que la intención de ganarnos por cansancio.
-     Nuestra lucha continua con esto queda demostrado que las políticas de despojo de nuestros territorios continúan y llegan de diferentes formas.
-     En época de nuestros abuelos llegaban diciendo ser patrones y que estábamos obligados a cumplir con la obligación. La misma consistía en trabajar en las fincas en forma gratuita solo por vivir en el lugar.
-     Luego con la misma promesa de progreso nos despojaron de el agua de nuestros ríos quitándonos nuestra fuentes de alimento y destrozando nuestra cultura de esta manera nos obligaron a dependen de sus negocios.  
-     A pesar de esto seguimos subsistiendo acomodándonos a los cambios impuestos en nuestra costumbre y vivimos con tristeza el desarraigo de nuestros jóvenes, por las políticas que se siguen implementando para privarnos de un desarrollo comunitario con las costumbres y formas culturales de nuestro pueblo.
-     Hoy los despojo se producen con la cobra de arriendo o pastaje, de esta forma nos obligan a reconocer que ellos son los dueños.
-     El gobierno ayuda en esto con la autorización de desmonte y acompañamiento  de los inversores para ingresar al territorio, y la ausencia de políticas para mejorar nuestro desarrollo como comunidad.
-     El poder judicial no respeta los derecho humanos ni los de la comunidad y garantiza el avance con sosteniendo solo el derecho privado. Considerándonos usurpadores de nuestro propio territorio.     
Este modelo del agronegocio, que avanza desmontando y desalojando, desapareciendo fuentes de agua y alimentos, desapareciendo viviendas, familias, cultura, imponiendo el monocultivo y la explotación del hombre y la naturaleza, se expresa en los Valles Calchaquíes en los grandes viñedos para exportación, el turismo concentrador y la megaminería.
Los efectivos policiales manifiestan que nos lograron sacar y para ellos fue un éxito, parece la continuidad de la campaña al desierto, dejamos claro que nuestra lucha sigue como hace quinientos años.
Las comunidades campesinas indígenas conservamos cientos de especies medicinales, alimentos de nuestros campos como la miel y la ganadería, cultivos como el maíz, la papa, la nuez, la algarroba, fuentes de vestimenta como la lana, fuentes de energía renovables, zonas de pastoreo para nuestras cabras, ovejas y vacas, sitios sagrados de nuestra cultura que sigue viva.
Las organizaciones campesinas indígenas, que siempre respetamos y protegimos la naturaleza, estamos decididas a defender nuestros derechos, nuestros territorios y nuestra cultura.


En defensa de nuestros territorios
¡Cristian Ferreyra Vive, La Lucha Sigue!
¡Ley Campesina de freno a los desalojos!
¡Somos Tierra para alimentar a los Pueblos!
                    Movimiento Nacional Campesino Indígena – La Vía Campesina



Contactos MNCI: 03868-15402067 / 0261-155615062



Alicia Lopez representante y amiga de la familia Limunao - Foto: OPI Santa Cruz

11/06 – 09:30 - Esta es la reflexión final que le dejó a la familia Limonao la llegada del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas a Las Heras en el marco del conflicto suscitado alrededor de la exploración de uranio en Laguna Sirven y las estancias cercanas a esa localidad. Reclaman que el Instituto no les trajo soluciones ni les ha tramitado la personería jurídica. La pregunta que se hacen hoy es ¿Para qué llegó el INAI a Las Heras?.
El 11 de mayo pasado llegaron a Las Heras integrantes del INAI (Instituto Nacional de Asuntos Indígenas) en medio de la controversia generada por la tenencia de las tierras por parte de los aborígenes de la zona y la necesidad empresaria de realizar exploración y cateos de uranio en determinadas áreas cercanas a la localidad.
Básicamente lo que nos relató la Sra Alicia López, persona instruida que ayuda y guía a la familia del Cacique Limonao desde hace varios años, es que interpretó que esta gente había sido enviada allí para resolver los problemas de los indígenas como por ejemplo la reafirmación de sus derechos sobre la tierra, la gestión de un mínimo bienestar para los integrantes de las familias que viven en paupérrimas condiciones y fundamentalmente creyó que el INAI les iba a resolver un trámite fundamental que están pidiendo desde hace mucho tiempo, que es la personería jurídica. Sin embargo la Sra López reconoció que nada de esto sucedió.
Estuvimos reunidos en el gimnasio Deportivo y allí nosotros les pedimos ir al campo para mostrarle las excavaciones que ha dejado Fomicruz – empezó diciendo López – pero como la Municipalidad no nos pudo proveer de camionetas, hicimos el viaje en un micro que por las características del terreno que hay allí, no pudo entrar en los campos que nosotros queríamos que vieran, solo accedimos a Villa Picardo y en ningún momento pudieron ver los lugares donde ha trabajado Fomicruz. En ese lugar se puede ver el verdadero desastre que han dejado en la tierra”, señaló la mujer a OPI.
Los integrantes del INAI que viajaron a Las Heras les dijeron a las familias que a su criterio debían aceptar las tareas de exploración y explotación, porque el uranio no es malo; por el contrario hicieron hincapié en el progreso que trae este tipo de minería en lugares que son “privilegiados” por contener estas riquezas que redundan en beneficio de la población en forma directa.
Alicia Lopez el padre Vicego en Estudio Abierto en Las Heras - Foto: OPI Santa CruzMás allá de esta tarea de “concientización” los funcionarios del INAI les aseguraron que se iban a respetar las leyes y que se les restituirían las tierras que a lo largo del tiempo le quitaron a la familia Limonao. “Dijeron eso pero no dijeron cómo ni qué harían al respecto; además insistieron en que la plata para ayudar a arreglar el campo, poner la luz, comprar las bombas y hacer las casas, está desde el año 1995, cosa que nosotros no teníamos conocimiento y que tampoco aclararon”, prosiguió relatando López.
Alicia, quien es una amiga allegada a la familia de aborígenes de esa localidad, se encuentra comprometida en la búsqueda del bienestar de la familia Limonao y remarcó en varias oportunidades que no entiende por qué el Estado no da cumplimiento a la Ley que crea el Plan Cacique Limonao, donde está todo perfectamente establecido y claramente detallado, cuestión que – dijo – ninguno de los gobiernos se ha preocupado por cumplir.
Yo creo que la gente del INAI vino a ver si realmente a los Limonao les interesa la tierra o es una cuestión económica. Pero yo he hablado con la familia y todos están de acuerdo en rechazar la explotación minera en sus campos. Fomicruz ha estado tapando algunos pozos y son los más interesados para que el Cacique tome los 42 mil pesos que hay depositados en el Banco ya que, por los dichos del propio Presidente Miguel Ángel Ferro, “esa plata no puede volver a Río Gallegos”, agregó la mujer.
¿Qué es el INAI?
El Instituto Nacional de Asuntos Indígenas ha sido un organismo muy cuestionado todos estos años, especialmente por las comunidades aborígenes del país, donde ha llegado para interceder en alguna cuestión en la que la minería, principalmente, ha chocado con los intereses territoriales de los naturales de un lugar.
El INAI ha sido puesto en duda por sus propios empleados y se le endilga un acercamiento muy sugestivo a los intereses tanto del gobierno como de las empresas mineras que se han instalado en sectores o regiones donde la tierra es propiedad de los aborígenes que habitan la zona desde sus ancestros.
Entre las principales funciones de este Instituto figuran algunas tales como:
- Dispone la inscripción de comunidades indígenas en el REGISTRO NACIONAL DE COMUNIDADES INDIGENAS (RENACI). Para ello coordina su acción con los gobiernos provinciales y presta el asesoramiento necesario a las comunidades mediante el desarrollo de talleres de capacitación a los efectos de facilitar los trámites.
- Es responsable de arbitrar todos los mecanismos disponibles para cumplir con el imperativo constitucional de “…reconocer la posesión y propiedad comunitaria de las tierras que tradicionalmente ocupan…” y regular, además la entrega de otras tierras aptas y suficientes para el desarrollo humano (Art. 75, Inc. 17, de la Constitución Nacional).
- Promueve la participación indígena en la formulación y ejecución de proyectos de desarrollo con identidad, dando el apoyo técnico y financiero necesario.
- Coordina programas de apoyo a la educación intercultural, pedagogías aborígenes, acciones de recuperación cultural y a investigaciones históricas protagonizadas por las comunidades.
- Promueve espacios de mediación y participación indígena en las temáticas afines a los intereses de las comunidades, como recursos naturales y biodiversidad, desarrollo sustentable, políticas de salud, comunicación y producción, gerenciamiento y comercialización de artesanías genuinas.
Dentro del marco normativo nacional para el tratamiento de los asuntos indígenas, dentro de las Disposiciones constitucionales (Artículo 75, Inciso 17, de la Constitución Nacional) figura la de “Reconocer la preexistencia étnica y cultural de los pueblos indígenas argentinos. Garantizar el respeto a su identidad y el derecho a una educación bilingüe e intercultural, reconocer la personería jurídica de sus comunidades, y la posesión y propiedad comunitaria de las tierras que tradicionalmente ocupan, y regular la entrega de otras aptas y suficientes para el desarrollo humano, ninguna de ellas será enajenable, transmisible ni susceptible de gravámenes o embargos. Asegurar su participación en la gestión referida a sus recursos naturales y a los demás intereses que los afecten. Las provincias pueden ejercer concurrentemente estas atribuciones”.
La renuncia y sus motivos
Con fecha 15 de julio de 2004, en una carta enviada a la Ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, Anna Suárez Smink (DNI 27.010.913) del área de Personería Jurídica del Registro Nacional de Comunidades Indígenas interpuso su renuncia indeclinable al INAI que encabezó de la siguiente manera:
Me he desempeñado en el área de personería jurídica del INAI desde Enero del año 2000 hasta la fecha en donde fui asumiendo, a pesar de mi corta edad, cada vez más responsabilidades hasta quedar de hecho a cargo. No por haber sido nombrada por ningún funcionario político, sino, por ir llenando, con un inestable contrato de locación de servicios, vacíos y faltas de dirección, debido al compromiso personal que tengo con la causa de los pueblos indígenas y porque soy una convencida de que este Estado tiene que cambiar y que no lo puede hacer si no comienza por hacer una revisión y una crítica a su forma genocida de constituirse”.
Más adelante Smink detalla otras causales de su decisión “Gestión tras gestión he tenido, al igual que mis compañeros, que adecuarme a los criterios cambiantes de cada Presidente del INAI cumpliendo con mi tarea de la mejor manera posible en condiciones de trabajo donde la imprevisibilidad y la improvisación son moneda corriente. Hoy me encuentro con que me resulta imposible la realización de mi tarea debido a que, una vez más, no hay lineamientos transparentes de trabajo y los varios trabajadores especializados y comprometidos con los que cuenta el INAI nos vemos librados a la buena interpretación de consignas de trabajo arrojadas en reuniones cortas y poco precisas sin la dedicación que la complejidad de cada caso requiere. De esta manera, quedan a nuestro criterio la toma de decisiones sobre cuestiones en donde la “objetividad” no existe y ante la falta de dirección política actuamos hasta que nuestras acciones no son del agrado de la conducción, o afectan algún interés, y comienzan los problemas”.
Luego concluye “Mi renuncia es una expresión de cansancio y de pérdida de esperanzas de que desde esta Institución se pueda aportar a modificar algo de la realidad actual de los pueblos indígenas. Quiero dejar asentada mi preocupación por la, una vez más, falta de un política clara y comprometida con el cumplimiento de los derechos de los pueblos originarios reconocidos por el Estado Argentino. Esta gestión del INAI no tiene un proyecto político que apunte a cambiar estructuralmente la relación del Estado con los Pueblos Originarios sino que se sigue manejando con políticas asistenciales y compensatorias que lo único que consiguen (y cada vez con menos éxito) es apaciguar el tono de los cada vez más sólidos reclamos de los pueblos indígenas que habitan en nuestro país”.
Con una crítica directa hacia la existencia del Instituto señala “Me pregunto qué política indígena tiene este gobierno si las políticas hacia los pueblos indígenas pasan exclusivamente por un Instituto semi- autárquico, sin estructura propia ni participación indígena, creado por una ley que fue ampliamente superada por el espíritu de nuestra constitución nacional y del derecho internacional en materia de pueblos indígenas, y cuyas acciones transcurren sin pena ni gloria por la vida política nacional”.
Más adelante amplía los cargos “A las falencias estructurales e institucionales que considero tiene el INAI, se le suma la designación para presidirlo de personas, como el Dr. Jorge Rodríguez, con actitudes y posiciones totalmente contrarias a las demandas de los pueblos indígenas, que se divierten y juegan ambiguamente con los supuestos conflictos internos de las comunidades indígenas mirando y provocando falsas divisiones que usan como excusas para la inacción y la falta de respuesta a reclamos estructurales como son la restitución del territorio a los pueblos originarios y el control de sus recursos naturales. Cómo puede ser que este gobierno que se jacta de querer construir un nuevo país basado en el combate a la injusticia social ponga a cargo del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas a una persona que envía a sus técnicos a las comunidades a “ver que tan truchos son estos indios” o que deslegitime los reclamos de comunidades indígenas con argumentos dignos de otras épocas afirmando que algunos reclamos de las comunidades indígenas son producto de la presencia de “agitadores políticos”.
Finalmente cierra la nota con una breve reflexión “Lamentablemente compruebo, una vez más, que este gobierno, al igual que los que pasaron, tiene otros intereses que proteger. Desgraciadamente empezar a saldar la deuda que el Estado Argentino tiene con los pueblos indígenas es un tema que no tiene cabida en su agenda”.
Otros cuestionamientos
El 16 de julio de 2008 la Agencia de Noticias de Salta Copenoa, tituló un artículo de la siguiente manera: “El INAI y el IPIS esta haciendo todo a espaldas de las Comunidades”.
Más adelante informó que Ramón Valencia dirigente Guaraní, de “La Loma”, cercana a la ciudad de Hipólito Yrigoyen, al norte de la provincia de Salta, denunció que el INAI (Instituto Nacional Indígena), esta propiciando divisiones en las comunidades originarias, avalando a dirigentes que colaboraron con el Ingenio y Refinería San Martín del Tabacal S.R.L aceptando y haciendo firmar una autorización a miembros de la comunidad para poder ingresar a “La Loma”, tierras que los indígenas reclaman como propias y que se encuentran en litigio en la justicia provincial.
Posteriormente el 21 de marzo de 2009 en el diario El Chubut apareció otra nota referida al Instituto donde se transcribe un Acta elaborada ante la visita del INAI a la comunidad aborigen local. En uno de los pasajes se señala:
En la comunidad Prane, ubicada en el lote 4 de dicha comunidad (Paraje Nahuel Pan), se reunen (xawvn), se reunieron el longo Cipriano Prane con sus respectivos Werquen e integrantes de la comunidad, con el objetivo de evaluar la actitud que ha tenido el I.N.A.I con respecto a nuestra comunidad, tomando atribuciones que no le corresponden, al reunirse con algunos miembros de esta comunidad sin autorización del Longo, conformando así una comunidad fuera de nuestro espacio territorial. De esta manera ha violado los principios ideológicos y filosóficos de los derechos de los pueblos indígenas.
Otra perlita
En oportunidad de desarrollarse el Seminario de Pueblos Indígenas y participación en las Políticas Publicas, Territorio y Ley de Bosques los días, el 11 y el 12 de junio de 2008, uno para el debate, otro para números artisticos; el primero, en la céntrica Secretaria de Derechos Humanos de la Ciudad de Buenos Aires y el ultimo en la mismísima Plaza de Mayo, “bastaron para una rica discusión con distintas mesas de debate convocadas por la Dirección de Pueblos Originarios de la Secretaria de Ambiente, que estrenaba director, el mapuche Roberto Ñancucheo, que ofició de moderador en la primera jornada, reemplazando al también mapuche Jorge Nahuel, que transitó cuatro años en el cargo y tuvo las palabras de inicio en la mañana del 11 de junio en una calefaccionada sala, completa con representantes indígenas de todo el país” relata el sitio digital “delorigen.com.ar
Después señala “Luego se pidió a los asistentes por preguntas a los integrantes del panel. Cuando comenzaron se dejó observar un cierto sentimiento de fastidio de los concurrentes por la no presencia de autoridades del INAI, fastidio, que trasladaron a la mesa. Las presentaciones de cada uno concluyeron pasado el mediodía cuando se hizo un intervalo para ir a almorzar.
Es una vergüenza que no venga ningún dirigente del INAI (Davisd Sarapura) Pascual esta desmantelando la participación indígena (Felisa Curamil) El eje central de la reunión debería ser qué hacemos con el presidente del INAI (Fidel Kolipan). El INAI nos esta desonociendo, quiero ser breve pero la bronca es imposiuble contenerla”, manifestó en la reunión Sofia Miñañir, una aborigen.
La intervención de los tres técnicos del INAI duró en total unos 15 minutos de exposición, respondiendo algunas preguntas relativas al presupuesto y a temas técnicos, porque obviamente es hasta allí donde ellos podían responder, expresa el sitio.
El INAI enseña minería
En Jujuy el INAI encontró una forma de apoyar a los aborígenes del lugar incorporándolos al conocimiento de las técnicas del lavado de oro. Es así que la publicación “Panorama Minero de San Juan” hace un relato pormenorizado de este emprendimiento y expresa en un tramo de la nota: “El jefe del Departamento de Desarrollo Minero de la Dirección de Minería de la provincia, Walter Cabezas explicó los avances y perspectivas del Programa de Lavadores de Oro encarado por ese organismo junto al Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (Inai), y la asistencia técnica del Servicio Geológico Minero (Segemar)”.
El programa posibilita el desarrollo de minería artesanal para los habitantes de la Puna y Quebrada, según reseña la noticia y para implementarlo previamente se realizó un relevamiento de la cantidad de lavadores de oro que existían y se comprobó que podían trabajar 18 comunidades, que por entonces significaban alrededor de 200 personas que, como mano de obra directa formarían grupos de 12 a 14 personas.
Luego aclara que “En base al estudio se realizó el proyecto en el 2005, se trabajó con todo el presupuesto con los grupos de trabajo, equipamiento, las herramientas manuales, y los elementos de uso personal de seguridad de la gente. Gestionaron así el subsidio que otorgó el Inai quien aprobó el proyecto de una inversión estimada en 680.000 mil pesos”.
De acuerdo a la información en esta tarea los grupos de trabajo de lavadores de oro sacaban hasta 15 gramos por día siguiendo los procedimientos artesanales, y sumando los elementos que permitían una más eficaz tecnificación.
En relación a los impedimentos que pudieran encontrar, la nota relata claramente que estos no existieron porque “solo se trató de comunidades aborígenes”. Al respecto expresa “No tuvieron problemas de rechazo de las comunidades que no estuvieran de acuerdo con la minería porque se trata de grupos aborígenes. De hecho en algunos casos, donde no había lugar porque muchos lugares tenían pedimentos tramitados en el Juzgado Administrativo de Minas, se ha hecho convenio con los titulares de los pedimentos entre la comunidad aborigen y el titular de los pedimentos mineros, de tal manera que le concedieron franjas para que puedan lavar material. Esto les sirve como una exploración para los dueños de los aluviones”.
INAI en un concepto
El 14 de noviembre de 2004 en una entrevista realizada por ANRED a Mauro Millán, Mapuche de la comunidad Once de Octubre de Esquel, ante la pregunta de ¿Cuál era la postura del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) ante la situación de los pueblos indígenas?, Millán contestó:
El INAI es un organismo obsoleto, anacrónico, inservible y es la imagen más clara que tenemos del Estado y de los gobiernos que se van sucediendo en materia de política indígena. Para nosotros el INAI es la clara imagen de lo que piensa el Estado sobre la situación de los pueblos originarios.”
Otra de El Chubut
Durante un encuentro aborigen los días 25 y 26 de septiembre de 2008 en Comodoro Rivadavia, en el marco del Seminario Argentino-Chileno de los Derechos de los Pueblos Indígenas, Territorio y Recursos Naturales, se elaboró un documento que expresa textualmente en sus partes fundamentales:
La Comunidad Motoco-Cárdenas exigimos el reconocimiento de nuestros derechos sobre los territorios, que están siendo constantemente avasallados por parte de particulares que se encuentran en convivencia con el poder político municipal de Lago Puelo, quienes atentan contra el recurso del agua.
Exigimos la restitución de nuestros territorios. Denunciamos la usurpación y el alambrado de nuestro espacio territorial.
La Comunidad Indígena Cayun, exigimos que las autoridades municipales de Lago Puelo reconozcan a los pobladores y dejen de vulnerar nuestros derechos. Exigimos también que no se nos discrimine y se nos reconozca como sujeto de derecho.
Llamamos a la reflexión sobre el uso irracional del recurso agua, que es utilizado en forma indiscriminada para el uso de la minería, esta es la situación que se vive en las comunidades en las Pcias. De Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego.
Denunciamos que el Instituto Nacional de Asuntos indígenas
( I.N.A.I). no responde a los intereses de los pueblos indígenas y obstaculiza el derecho al territorio ancestral que debiera respetar y proteger.
Las Empresas multinacionales, llevan de la zona Cerro Cóndor las piedras preciosas, y desbastan asi nuestros territorios.
Los pueblos Mapuche-Tehuelche de la Pcia. de Chubut exigimos a nuestros hermanos y hermanos unirnos en la lucha contra la explotación de la minería en forma indiscriminada sobre nuestros territorios”.
Entrevista
El sitio Indymedia reproduce una entrevista a Jorge Nahuel nota que titular con una frase del entrevistado: “El INAI esta actuando hoy de una manera absolutamente ilegal“. Parte del texto indica:
Del Origen entrevisto al Director de Pueblos Originarios en la Secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable, el mapuche Jorge Nahuel, que nos dio su visión actual después de cuatro años en el cargo, sobre diversos aspectos que ocupan el horizonte originario. Fue una hora de charla entre otros temas sobre su experiencia al frente del organismo -pese a lo cual no ahorro criticas al estado-, la situación del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, la religión, los conflictos en el mundo mapuche, el Congreso de Parques Nacionales, Bolivia y algo mas. Todo desde la aguda óptica del werken de la Confederación Mapuche Neuquina
Por que el INAI (Instituto Nacional de Asuntos Indígenas) no es dirigido por un indigena?
El Instituto Nacional de Asuntos Indígenas hoy esta actuando de una manera absolutamente ilegal. Ilegal, me hago cargo del termino que utilizo porque la ley 23302 que le da origen al INAI exige que el INAI tenga rango ministerial que no lo tiene porque hoy depende del Ministerio de Salud y Acción Social, que tenga autonomía administrativa y jurídica, que tenga una fuerte participación de los pueblos indígenas en su implementación y fundamentalmente que tenga un presupuesto adecuado al pueblo indígena. Nada de eso hoy lo cumple. Por lo tanto esta en un absoluto funcionamiento ilegal.
¿Y por que no cumple esas exigencias?
Es una ley que tiene 20 años de existencia, no es la ley mas moderna la que creo el INAI. Es una ley que en algunos puntos es obsoleta, pero el estado ni siquiera con una ley que tiene 20 años se anima a cumplir y es una tremenda deuda que tiene el estado argentino con el pueblo indígena. Cabeza originaria, capacidad originaria hay mas de una para ocupar ese rol pero hoy es totalmente inadecuado que un indígena pase a dirigir una institución que se ha ido devaluando progresivamente, ese es mi punto de vista. Hoy corresponde que los pueblos indígenas generen un proceso de debate y movilización para exigir al estado que el INAI adquiera la entidad que corresponde segun la ley.
El INAI esta regido por un enfoque, que yo cuestiono, que es un enfoque de pobreza. Se identifica a los pueblos indígenas como a los pobres y marginales que hay que asistir. No se los identifica como actores políticos, como pueblos que tienen derecho a un autogobierno, un territorio a controlar sus recursos naturales. No se los visualiza así.
El INAI tiene ahora una herramienta que es la ley de relevamiento territorial, que es muy poderosa y estamos queriendo contribuir por todos los medios para que el INAI la pueda adecuar. El CPI (Consejo de Participación Indígena) tiene un papel muy importante en la aplicación de esa ley y se esta trabajando para que todas las provincias tengan muy pronto otorgado su equipo técnico para implementarlo
”. (Fuente: Agencia OPI Santa Cruz)


A través de la Resolución STJ del 20 de abril de 2012 en los autos caratulados “INCIDENTE DE EJECUCIÓN DE SENTENCIA EN AUTOS: ODARDA, MARÍA MAGDALENA Y OTROS C/ VIAL RIONEGRINA S.E. Y OTROS S/ MANDAMUS S/ INCIDENTE”, Expte. 21.690/06-STJ, el Superior Tribunal de Justicia, con las firmas de los Dres. Víctor Sodero Nievas y del Juez subrogante, Dr. Roberto H. Maturana, resolvió que A los fines de la prosecución de la ejecución, (corresponde) remitir de modo inmediato copias de las actuaciones habidas ante éste Tribunal, conforme lo ordenado en el auto interlocutorio nª 15/12, obrante a fs. 814/817”, Resolución que hoy se encuentra firme y consentida por la condenada a hacer (Provincia de Río Negro).
      Es decir que se deriva la citada causa judicial que tramitara ante el STJ a la ciudad de Bariloche a fin de que el Juez Civil y Comercial que resulte sorteado brinde fiel cumplimiento a la apertura de los distintos caminos que permitan acceder al Lago Escondido, entre ellos el comúnmente denominado “Camino de Tacuifí”, que parte de la localidad rionegrina de “El foyel” hasta el citado espejo de agua. Expresa la reciente Resolución que “la sentencia 64/09, dictada en el marco de ejecución de aquella (la primer sentencia de 2006), fijó los parámetros para el cumplimiento efectivo de la misma, dada la ejecutoriedad propia de la decisión judicial firme que se torna en un mandato que ha de imponerse por los medios apropiados según su naturaleza.
      Aclara el STJ en la página 3ª que “En efecto, en tales pronunciamientos se encuentra la manda cuyo cumplimiento el Juez donde se radique la ejecución deberá verificar. Así como el leal acatamiento tanto de las partes como por los organismos que han intervenido en la presente causa”, remitiendo para ello a la Resolución anterior de 15/12, del 29 de marzo de 2012, en cuanto “Todo lo expuesto amerita el permanente monitoreo en el cumplimiento de lo allí dispuesto a fin de que su contenido no se torne abstracto”, dado que “Los extremos que el Juez de Ejecución deberá contemplar, conforme el artículo 511 y el 588 bis CPCC, en cuanto a la adecuación de la ejecución de la sentencia se encuentran claramente definidos en las sentencias antes citadas”.    
       En cuanto a la expresa orden de apertura del Camino preexistente de Tacuifí, cuyo reconocimiento público ordenara el mismo STJ el 19 de marzo de 2011 y al que acudiera un gran número de personas acompañando la medida judicial, el mismo STJ revela en la página 4º de la nueva Resolución que “Efectivamente, en los considerandos de la sentencia 64/09 se señaló que “es necesario asegurar que el camino constituido mediante la servidumbre, así como el trayecto preexistente que nace en el paraje Tacuifi, queden en el ámbito de la responsabilidad de VIARSE, sin perjuicio además de la intervención que le corresponde al CODEMA y demás organismos competentes para asegurar el acceso al Lago Escondido con adecuada señalización y asegurando la transitabilidad con el debido cuidado de la normativa nacional (Ley 22.351) y ley 25.675 (general del medio ambiente) en cuanto fueren aplicables y demás normativa provincial referida a las áreas naturales protegidas…”
        Recordemos que en dicha sentencia (64/09) el STJ había resuelto: “Fijar un plazo de CIENTO VEINTE (120) DÍAS para que se cumpla con la señalización y medidas de seguridad, conforme los considerandos, debiendo notificarse a VIARSE y al CODEMA, bajo apercibimiento de astreintes”, habiendo hoy transcurrido más de 33 meses desde entonces.
        El STJ cierra ésta última Resolución de un modo contundente definiendo: “Es decir, corresponde asegurar el acceso al Lago Escondido por todas las vías alternativas existentes y preexistentes, verificando las servidumbres, sean éstas convencionales, administrativas, legales o judiciales”.
        De éste modo, el máximo Tribunal de la Provincia de Río Negro resulta coherente con sus resoluciones anteriores y obliga expresamente al Juez Civil que resulte sorteado en Bariloche a dar fiel cumplimiento a la apertura del camino de “Tacuifí” dispuesta oportunamente por el mismo STJ, medida que la ciudadanía viene demandando desde hace ya largos años a fin de garantizar el libre acceso, en condiciones de igualdad y accesibilidad, a las aguas y márgenes públicas del Lago Escondido.

PRENSA CC-ARI RÍO NEGRO

RIO FOYEL RECTIFICADO

RIO FOYEL ANTES DE DESTRUIR EL PUENTE Y RECTIFICARLO (CANALIZARLO)

sábado, 28 de julio de 2012
PUEBLOS ORIGINARIOS | COMUNIDAD INDIO COLALAO (TRANCAS, TUCUMÁN)


Ayer Tucumán sumó dos nuevos detenidos por criminalización de la protesta contra los Pueblos Originarios. Una causa iniciada por el terrateniente Fredy Moreno Núñez Vela por "tentativa de homicidio, lesiones, robo, amenazas y otros" contra 8 comuneros de la Base Riarte, se amplió el 25 de julio a otras 17 personas ya que el fiscal Guillermo Herrera dijo que había "bastantes sospechas" que habían participado del hecho. Lograron detener a dos: Beco Mercado y Manuel Pastrana. En ese listado se incluye a Cynthia Ovejero, quien reside en San Miguel de Tucumán y cuya participación en el tema es ser vocera de la comunidad por lo que su señalamiento es una clara persecusión política. Por ContraPunto - RNMA.

Después de una relativa calma tras el desalojo realizado el 4 de julio pasado, ayer la justicia de Tucumán volvió a arremeter contra la Comunidad Indio Colalao, más precisamente en la Base Riarte (Trancas) en el norte de la provincia, en el límite con Salta. Se ordenaron 25 detenciones contra miembros de la comunidad, 17 más de las 8 personas que estaban ya incluídos en la causa que origina la orden, radicada por Fredy Moreno Núñez Vela por "tentativa de homicidio, lesiones, robo, amenazas y otros".



 



El fragmento de la resolución del Fiscal Guillermo Herrera donde alega "bastantes sospechas"

Al igual que el día del desalojo un impresionante operativo policial se montó en la zona, desarmó el campamento que había montado la comunidad al costado del territorio donde se produjo el desalojo, y entró a las casas de varios de las personas sobre las que pesaba orden de detención. Allí lograron detener a Beco Mercado, tras ingresar a su casa fue llevado a Trancas y luego a Tafí Viejo, aunque la información fue retaceada y no se supo durante horas su paradero. Manuel Pastrana fue detenido en San Miguel de Tucumán, al concurrir a su lugar de trabajo y quedó detenido en la jefatura de policía.
El operativo fue en presencia y casi apadrinado por Fredy Moreno Núñez Vela y Jorge Posse (ver fotos) quienes constantemente estuvieron en contacto con la policía señalando viviendas y personas a detener. Éstas dos personas son las que pretenden apoderarse de 19.000 hectáreas en esa zona, con la firma Zanja Honda (de Núñez Vela), en sociedad con Agro Avance (de Posse). Camionetas sin chapa patente ni identificación trasladaron a los efectivos policiales en la búsqueda de las 25 personas a detener.



Jorge Posse (izq.) y Moreno Vela (der.)

 

Moreno Vela "habla" con la policía

Ya en el desalojo se había desconocido la ley 26.160 que es de orden público y que prohíbe los desalojos en los territorios indígenas hasta tanto no se sustancie un relevamiento territorial (en curso) de las comunidades. Esta vez se avanzó aún más y bastó para el fiscal "bastantes sospechas" de supuesta participación en el hecho que se investiga para ordenar rápidamente las detenciones.
El conflicto puntual ya fue denunciado por una movilización de la Comunidad Indio Colalao a principios de junio. Después, todo lo que plantearon, terminó pasando. El despojo contra un anciano de la comunidad fue la gota que rebalsó el vaso e hizo que la comunidad recupere ese territorio y se instale en asamblea permanente. Después devino el desalojo, el acampe, la marcha a la ciudad el 7 de junio acallada por punteros y policía (ver: La voz de los que no tienen voz), intento frustrado de hacer llegar el reclamo a la presidenta el 9 de julio (ver: Intervención por Riarte)y ahora las 25 detenciones (ver: Criminalización de la protesta: policía de Tucumán en Riarte para ejecutar 25 órdenes de detenciones). En el medio, las inútiles mesas de diálogo abiertas con la Defensoría del Pueblo, Ministerio de Educación, Secretaría de DDHH y el compromiso del presidente del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas Daniel Fernández de interceder para solucionar el conflicto no llevaron a ninguna solución concreta.



 

 

Camionetas sin identificación, otras sin chapa patente realizaron el operativo

La imagen de Moreno Vela y Posse casi dirigiendo el operativo policial ayer en Riarte es una postal clara de que de nada sirven los discursos o voluntades si no se avanza en lo concreto en el cumplimiento de los derechos de los Pueblos Originarios. El estado tiene que ser el garante de éstos. La justicia tucumana está claramente al servicio de los terratenientes. Los presos, los imputados y heridos hoy los siguen poniendo las Comunidades Indígenas. 
Este año se concretaría el jucio oral y público por el asesinato de Javier Chocobar. En este contexto, ¿se puede esperar justicia? El terrateniente Darío Amín y sus parapolicías Gómez y Valdivieso esperan en libertad el juicio oral. Contrastes indiscimulables cuando ordenan detener a 25 personas por "bastantes sospechas".

ContraPunto - Prensa Alternativa
Integrante de la Red Nacional de Medios Alternativos
redaccioncontrapunto@gmail.com

Fotos: Gonzalo Avila para Unión Diaguita

MÁS INFORMACIÓN:

Criminalización de la protesta: policía de Tucumán en Riarte para ejecutar 25 órdenes de detenciones

"Nos están desalojando y desplazando de a poco"

Situación en Riarte: muchas reuniones, ninguna solución

Pueblos Originarios y territorio: la situación en Riarte y el recuerdo de Chocobar

Fotoinforme: tensa calma a la espera de soluciones en la Base Riarte

“Con balas de goma, arrestos y corridas expulsaron a todos fuera del predio"

Riarte: una represión anunciada

Nuevo atropello en comunidad de base de Riarte

http://prensacontrapunto.com.ar/index.php?option=com_content&task=view&id=3259&Itemid=1

CÓMO NO VERLO...


                                                                     

Amigos:
hace muchos (cerca de 20 años) que me he identificado, creo que para siempre, con esta cuestión desesperante de los pueblos fumigados, envenenados… porque vivo en uno de ellos, porque conozco a los envenenadores uno por uno. Algunos, desde que sus padres noviaron, se casaron, ellos fueron concebidos y luego paridos.
Conozco la cuna en que se criaron; sé, porque participé desde mi infante curiosidad, que mamaron de la vieja y auténtica agricultura, esa de los gringos que vinieron a “hacer la América” roturando las primeras chacras (tierras) con una pala de mano, metro por metro, hasta que por fin trajeron de europa los primeros arados mansera o. al menos, copiaran sus modelos.
Les vi sacar a punta de hacha monte autóctono, pero solo lo estrictamente necesario para sus plantas de trigo, o maíz, preservando respetuosamente, la imponente presencia de algarrobos y quebrachos largamente centenarios.
Les vi plantar naranjos, limoneros, duraznos y granadas para propia subsistencia; adorar su quintita de lechuga achicoria y rúcula como si fueran orquídeas de nuestra apaleada yunga.
Les ví pastorear sus manadas de cabras y corderos celosamente custodiadas por un perro chivero.
Les vía expulsar cualquier extraño que quisiera tener ingerencia en su precaria e incipiente explotación, haciendo apología del sentido de la propiedad y evitando maltraten sus tierras.
Les ví transportarse, con auténtico orgullo, en viejos sulkys araña o volantas europeizadas con freno de mano.
Yo los aceptamos, nos identificamos con ellos y hasta llegamos a quererlos salvando cuestiones de idiosincrasia,idiomáticas o semánticas.
También ví, con supina ignorancia y resignación, que todo eso se lograba después de exterminar el último indio, el más antiguo y legítimo dueño sin la más elemental autocrítica.
A pesar de mi mala formación respecto a la legitimidad de los pueblos originarios, mi indignación (creciente a cada día), es porque estas porquerías que hoy nos envenenan son hijos de aquellos que, salvado su pecado original, se diferenciaban de los demás porque siempre vestían pantalones parchados con remiendos de distinta tela y botines color cuero que habían perdido el tinte de fábrica de tanto patear terrones.
Su descendencia, los criminales de hoy, se diferencian de nos, los demás, con costosos vehículos de alta gama, suntuosa exageración de sus (varias) viviendas, viajes por el mundo, avidez por más, y mas tierras….. y su insolente soberbia enraizada profundamente en holística ignorancia.
Es por eso que no acepto la visión sesgada que intenta justificarlos como si fueran víctimas de un sistema exógeno que ellos no pueden controlar. Aunque eso es absolutamente cierto, no puedo minimizar sus actos porque los conozco y sé de sus conversaciones, por donde pasa y como entienden la competencia, de su total desinterés por el cuidado y preservación de la (su) tierra, su conciente y arbitrario desprecio por el medio ambiente y quienes propugnamos por él..., y su natural facilidad para mentir.
Saben y ven que están agotando, día a día,  los recursos naturales con un sistema de  explotación fuera de toda sustentabilidad, como no verlo…, y no les importa.
Ven como ha desaparecido la “postal de campo” (mariposas, pájaros, zorros, gatos, pumas, corzuelas, perdices, liebres, conejos), cómo no verlo…., y no les importa.
Ven como agonizan los pocos quebrachos y algarrobos que quedan víctimas de acronecrosis progresiva por efectos de defoliantes y herbicidas, como no verlo…, y no les importa.
Ven como enconrcetan en una suerte de guetto moderno la frontera de los pueblos, como no verlo..., y no les importa
Ven como el corrillo pueblerino se llena de anécdotas de muertes por cáncer en gente joven (la edad de sus hijos), como abortan jóvenes mujeres, la vergüenza y el dolor de las víctimas con labios leporinos de paladar hendido, crecientes leucemias, regulares y sistemáticas alergias concordantes con época de fumigaciones, a veces en sus propias familias, cómo no verlo…., y no les importa.
Si bien son estructural y filosóficamente ignorantes, no por ellos dejan de ver los efectos de sus conductas genocidas, como no verlo… y no les importa.
Amigo, me preocupa el futuro, como a vos, como a la mayoría. Pero es el presente el que no me deja dormir, es la indolencia, falta de idoneidad e insuficiencia de nuestros organismos y autoridades tuitivas… y la artera y macabra conjunción de situaciones:
“Los grandes grupos (Monsanto, y otros) han logrado el dominio de la comercialización de la cadena alimentaria y anulación de las soberanías alimentarias de nuestro continente sur (por lo menos), solo porque contaron con la codicia y venalidad de políticos, profesionales, universidades, medios de difusión, sistema público de salud…., pero también de los productores.
Sin la avaricia del productor sojero generada por ganancias extraordinarias de la presente agricultura químico-toxica, no habría sido posible, es absolutamente impensable en otras circunstancias.
Cómo no verlo.
Un abrazo.  
victor krieger fabbroni


Baserri Bizia

Hay un producto capitalista más atractivo que el oro, más rentable que el petróleo y más codiciado que las acciones de Apple: la tierra.
En los últimos diez años en África, América Latina y el Sureste Asiático, 230 millones de hectáreas han sido cedidas, vendidas o alquiladas a estados petroleros, potencias emergentes, conglomerados industriales, fondos de inversión y bancos. Es como si hubieran comprado a Francia, España, Alemania, Reino Unido, Italia, Portugal, Irlanda y Suiza juntos. Una fiebre de miles de millones de dólares que está trastornando el planeta al establecer plantaciones gigantes donde antes solo había sabanas, selvas y pequeñas parcelas. El mundo está jugando con su equilibrio y su sostenibilidad.
Desde tiempos coloniales, empresas y gobiernos extranjeros se tomaron tierras en todo el mundo. Pero en 2008, cuando se dispararon los precios de los alimentos, se aceleró el frenesí por comprar. Ese año, según la compañía de análisis financiero Bloomberg, el trigo aumentó 130 por ciento; la soya, 87 por ciento; el arroz, 74 por ciento, y el maíz, 31 por ciento. Sorprendidos, países que importan gran parte de su comida, inversionistas y compañías agroindustriales redescubrieron el aforismo del autor estadounidense Mark Twain: "Compren tierra porque ya no la fabrican".
Comenzó entonces la carrera por las hectáreas. Como le dijo a SEMANA Danielle Nierenberg, experta en agricultura sostenible de la ONG Nourishing the Planet: "muchos países ricos se empezaron a preocupar por la manera cómo iban a alimentar a su población en 10, 20 o 30 años y se pusieron a buscar sitios para cultivar". Así fue como Arabia Saudita, Emiratos Árabes o Qatar, países desérticos que importan 60 por ciento de su comida y que tienen los bolsillos repletos de petrodólares, se volcaron a adquirir suelos fértiles en Etiopía, Kazajistán o Indonesia.
Japón, China y Corea del Sur también compraron compulsivamente. Seúl controla ahora, a través de grandes consorcios como Daewoo o Hyundai, 2.300.000 hectáreas en otros países. Es uno de los terratenientes más grandes del planeta y sus propiedades llegan hasta Brasil, Tanzania, Filipinas o Rusia. China, por su parte, se prepara para enfrentar un reto enorme. Tiene 1.400 millones de bocas para alimentar, el 20 por ciento de la población mundial, pero menos del 10 por ciento de los suelos cultivables del planeta. Con la urbanización y la industrialización, se está consolidando el problema. Por eso en los últimos años Beijing firmó contratos con más de 30 países.
Uno de estos es República Democrática del Congo, el país más grande de África, que lleva décadas atrapado en la llamada guerra mundial de África. En esa nación, empresas chinas consiguieron una concesión para instalar la plantación de palma más grande del mundo, que cubrirá en los próximos años un millón de hectáreas -casi cuatro veces el tamaño de Bogotá-.
Pero no solo los gobiernos invierten. Con los precios del petróleo por las nubes, la demanda por biocombustibles está aumentando a una velocidad vertiginosa, y con ella la presión para sembrar caña de azúcar, palma africana, soya o jatropha, una mata con propiedades similares. Grandes empresas del sector energético, químico o agroindustrial están adquiriendo por doquier. En Argentina, enormes extensiones de soya, destinada a biocombustibles, están devorando la pampa y reemplazando alimentos como el ganado o el trigo.
Pero el suelo ya no es solo para cultivar. También se volvió una forma para ganar mucho dinero. Después de la crisis financiera de 2008, las tierras atrajeron inevitablemente a los mercados financieros, pues es un negocio seguro. Con el auge de los biocombustibles, el calentamiento global, el incremento de la población mundial y el alza de los alimentos, la presión sobre la tierra va a seguir creciendo. Warren Buffett, el multimillonario estadounidense, se gastó 400 millones de dólares en soya y azúcar en Brasil. En Argentina, la familia Benetton posee 900.000 hectáreas en la Patagonia y el gurú de las finanzas George Soros ya tiene un fondo para adquirir tierras en América del Sur.
Como la compra masiva de tierras es aún un fenómeno reciente, sus consecuencias aún son inciertas. Los nuevos terratenientes insisten en que es una oportunidad única para sacar de la miseria a millones de campesinos. Prometen inversiones en educación, salud, carreteras, inyectar tecnologías y mejorarla productividad. Pero, como dijo a SEMANA Carlos Vicente, de la ONG Grain, los riesgos son demasiado grandes: "El acaparamiento de tierras ya está teniendo un tremendo impacto. El desplazamiento de comunidades locales, la destrucción de las economías regionales, la pérdida de la producción de alimentos para el consumo local, la pérdida de la biodiversidad, los impactos de los monocultivos y de los agrotóxicos usados en la producción agroindustrial son efectos que ya son parte de la realidad".
Las dos terceras partes de los nuevos negocios se están firmando en África, en países que muchas veces carecen de instituciones capaces de ejercer un control. Las transacciones son opacas y los derechos del campesino no son precisamente la preocupación principal de los dirigentes. Además, muchos países están dispuestos a todo tipo de sacrificios con tal de atraer las inversiones. Philippe Heilberg, un inversionista estadounidense que tiene cientos de miles de hectáreas en Sudán del Sur, se lo explicó con mucho cinismo a la revista Der Spiegel: "Cuando hay poca comida, el inversionista necesita un estado débil que no lo fuerce a regirse por las reglas". Así es como en Mozambique inversionistas consiguieron contratos de alquiler de 99 años, con exenciones de impuesto sobre 25 años, al irrisorio precio de un dólar por hectárea al año. Cada año solo van a pagar 300.000 dólares, lo que vale una casa en un suburbio de clase media en Houston.
También abundan denuncias de grandes organizaciones humanitarias sobre regiones enteras que son desplazadas. En enero, Human Rights Watch denunció que 70.000 campesinos de Etiopía abandonaron sus pueblos después de que el gobierno vendió sus tierras. Oxfam, por su parte, indicó que en Uganda 20.000 personas salieron de sus parcelas para que ahí se instale una compañía maderera.
Pero tal vez la mayor preocupación es que, aunque parezca contradictorio, la producción masiva estimula el hambre. Nierenberg dijo que "los gobiernos muchas veces venden sin consultar con las comunidades. Los granjeros, ya sin parcela, no pueden alimentar a su familia y se ven obligados a migrar a las ciudades". Además, los alimentos ahora compiten en un mercado global. El pobre de Etiopía tiene que pagar un precio competitivo por el trigo que consume o, de lo contrario, el producto es exportado. Y el modelo agrícola, basado sobre todo en biocombustibles, acaba con los cultivos tradicionales. A mediados del año pasado, miles de personas murieron de hambre en el Cuerno de África. Una crisis que, según un reporte del Banco Mundial, fue provocada por una sequía prolongada, pero también por el auge de biocombustibles que contribuyeron a la inflación de la comida.
Por ahora, activistas y ONG tratan de imponer un código ético mundial, mayores controles y más transparencia en el mercado de tierras. Aunque algunos, como Carlos Vicente, piensen que "buscar un punto medio es como intentar que convivan en una jaula un cordero y un león", el mundo tiene la obligación de resolver pronto cómo va alimentarse, sin correr el riesgo de autodestruirse.
[Enviado por Reas – Red de Redes de Economía Alternativa y Solidaria].
Fuente: http://www.adital.com.br/site/noticia.asp?boletim=1&lang=ES&cod=66787



Estado de alerta es el que viven en estos momentos los pobladores Nam Qom de la provincia de Formosa, luego de que en las últimas horas de este lunes se realizara un excesivo despliegue policial con el fin de amedrentar a las familias del lugar. Situaciones similares han sufrido durante los últimos días, "así meten miedo todo el tiempo a las familias que están adentro. Las familias se tiran al suelo, se quedan quietos, no reaccionan para evitar que los repriman. Los chicos empiezan a llorar", declaró el vocero. Por La Retaguardia



La comunidad Nam Qom queda a 10 km. de la ciudad capital de Formosa. Esta noche a las 23 hs. entraron 200 policías sin orden de un juez y rodearon las casas, según nos relató el vocero de la comunidad, "son como las aves de rapiña que quieren comer a los animales que están vivos todavía", nos dice Israel Alegre cuando describe la actuación policial. "Las familias están ocupando sus propias tierras y ellos quieren desalojarlas sin orden judicial. El decreto 717 del año 1970 les otorga el derecho sobre esas tierras".
Mientras lo entrevistamos, escuchamos un sonido muy fuerte de fondo. Son los carros de asalto: "así meten miedo todo el tiempo a las familias que están adentro. Las familias se tiran al suelo, se quedan quietos, no reaccionan para evitar que los repriman. Los chicos empiezan a llorar. Nosotros queremos que no repriman a los hermanos acá. No tenemos respuestas del gobierno, sólo nos envían a la policía. Tenemos una abogada que está haciendo lo posible, pero hasta ahora los policías hacen lo que quieren, ni siquiera respetan a los jueces". Alegre y otros miembros de la comunidad están haciendo guardia a 50 mts, desde un lugar donde puede verse el lote donde están los hermanos, como ellos los llaman. Se quedarán despiertos, hoy, como hace diez días, quién sabe por cuánto tiempo más.
Notas relacionadas:

;;

MARCHA DE LOS PUEBLOS 9/12/11

BOLETIN DE NOTICIAS de MOVIDA AMBIENTAL - Designer: Douglas Bowman | Dimodifikasi oleh Abdul Munir Original Posting Rounders 3 Column